Declaración Docentes 2021

DECLARACION DE PRINCIPIOS

Estimados Docentes, junto con saludarles cordial y cariñosamente, enviamos y hacemos público el siguiente comunicado, relativo a los dichos del Ministro Palacios.

Primero que todo, señalamos enfáticamente que no adherimos a los comentarios que la autoridad antes mencionada ha realizado, más aún, no sólo no adherimos, sino que repudiamos la forma y  fondo de esas declaraciones, para nosotros, por decir lo menos, sin sentido y agresivas.

Aprovechamos, en consecuencia, y a partir de aquel episodio, no únicamente hacer una defensa férrea de lo que ustedes por tantos años han realizado y que en conjunto hemos proyectado. Nos valemos de esta instancia para decirles a todos y cada uno de ustedes, que estamos orgullosos de tenerlos al lado nuestro, sin ustedes todo lo que en algún momento fue un sueño, no podría haberse concretado, menos aún, los sueños de nuestros niños: de aquellos de antes y de los actuales, que como retoños han brotado y han de brotar con el cuidado y compañía vuestra en adelante.

Profesores, su ejercicio docente ha sido en nuestro establecimiento un ejemplo de superación, un ejercicio constante de expresión de buena vida, de disciplina y de entrega cuidadosa a nuestros estudiantes y sus personas. Dicho esto, es que estamos cada vez más convencidos de que la educación es una especie de extraño arte, que implica de suyo, necesariamente, convertirse en un artesano. En este oficio de entrega nos toca forjar a la vez forjarnos, y en esto nos pilla la vida y su devenir conviviendo con niños y niñas que tratan de emprender vuelo, impulsándose por rutas diversas, y que no tardan mucho en convertirnos en acompañantes de sus viajes,  en testigos de un trazado del que serán los protagonistas.

En todos estos años, más de 35 ya, de trabajo ininterrumpido en el que varios de ustedes han sido casi fundadores del proyecto y muchos otros, parte del mismo por varios años a la fecha, jamás hemos recibido una queja o un reclamo respecto de ustedes, (a pesar de esta sociedad tan exigente, injusta y soberbia), que refiriera a sus personas o a sus actos humanos, dejando intacta esa línea amorosa, que incluye a la ética y a la humanidad, que es reserva nutriente de ustedes para con sus alumnos. En este mismo montón de años, hemos visto como cada uno de ustedes se han ido preparando, los sacrificios y esfuerzos que han hecho para no dejar que sus sueños, objetivos, proyectos o buenas intenciones lleguen hasta el aula y a la vida sus estudiantes, adaptándose a cualquier condición.

Sin más, aunque pudiendo añadir mucho, pareciera ser entonces que dentro de todas y tantas de las teorizaciones academisistas respecto de la educación, el educar es en esencia el arte del acompañar y de nutrir, sin modificar, distorsionar o implantar a ningún niño, un amar desde un lugar tanto el oficio del docente como a la humanidad, para que la humanidad se humanice, o sea, es un trabajo que implica una cierta y escondida fe, que excluye de su núcleo la idea errónea de que educar es traspasar información y medir lo que eventualmente los niños han aprendido.

El año recién pasado, sin más, su ausencia (la de los profes como cariñosamente les llaman los alumnos) fue más presencia que nunca: fue falta, que es la mayor de las presencias. Nos sorprendió en esta instancia, cómo a pesar de todas las condiciones adversas, de todas las condiciones laborales que implicaron ajustes incluso de sus horas de trabajo y consecuentemente de sus ingresos, llegaban aun así con ideas nuevas, se esmeraron en innovar, en usar técnicas y en seguir cuidando y acompañando a sus estudiantes, con la preocupación que sólo alguien que los quiere puede hacer.

En fin, estas palabras pueden ser poco formales para una declaración, más, devienen del afecto y de los sentimientos de hermandad que dirigimos hacia ustedes en estos momentos, como vestigio de que los acompañamos, que como humanos, en el rol de directorio del establecimiento, también  amamos lo que hacemos. Queremos que estas líneas, sean señal de orgullo, cariño y gratitud hacia ustedes, por ser parte y columna central de nuestro Establecimiento, y en este acto, al hacerlo público, lo decretamos como una muestra de respeto y admiración por lo que cada día hacen por la vida, y como acto de desacuerdo fundamental y radical a los dichos inconcebibles de autoridades que desconocen el centro o núcleo que nos motiva en nuestra tarea diaria de educar.

 

Un gran abrazo, La Directora y el Directorio del Colegio San José de La Serena

Autor entrada: Colegio San José